Mandanga de la Buena

Como si Nic Cage fuese el director de Cahiers du Cinema.

Crítica — Oblivion

Comp 1 (0.00.00.00)

Hace algunos meses pasó por nuestras taquillas la nueva superproducción de Tom Cruise, Oblivion. Un film de ciencia-ficción con decenas de virtudes que poco a poco va perdiendo consistencia hasta convertirse en una sucesión de acontecimientos que pueden confundir a más de uno.

Año 2077, hace sesenta años el planeta Tierra fue invadido por una raza alienígena que acabó con gran parte de la población atacando directamente a la Luna. Los humanos consiguieron vencer, pero las consecuencias fueron devastadoras. Jack Harper es un ingeniero que se dedica a reparar los drones que patrullan el planeta en busca de resquicios de la raza enemiga que aun habita la Tierra. Jack tiene sueños frecuentes donde se le aparece siempre la misma mujer, y con el paso del tiempo se dará cuenta de que nada es como le habían contado.

Este segundo film del director Joseph Kosinski (Tron: Legacy) reafirma lo que éste ya demostró en su primera película: Kosinski tiene un gusto muy estilizado, frío y elegante en lo referido al apartado visual, pero está claro que si no tiene una buena historia detrás no puede hacer milagros. Oblivion parte de una interesante premisa argumental y de un grupo de personajes con cierta consistencia, pero la falta de claridad a la hora de explicar ciertos giros y detalles de la historia hacen que su última media hora resulte especialmente confusa, por lo que pierde gran parte de su posible espectacularidad.

Está claro que el director ama su propio material, por ello Oblivion goza de un ritmo pausado que nos permite asombrarnos con cada plano, estéticamente cuidadísimo y de composiciones perfectas, apoyado con una banda sonora compuesta por M83 que en ciertos momentos recuerda inevitablemente a la de Daft Punk en Tron: Legacy. Oblivion hace de las imágenes su mayor virtud. Cabe destacar especialmente la presencia de Andrea Riseborough, todo un descubrimiento de actriz, y entre el lucimiento poco convincente de Tom Cruise, los escasos 10 minutos que aparece Morgan Freeman y la poca potencia que tiene el personaje de Olga Kurylenko, Andrea Riseborough resulta lo más llamativo del reparto.

En resumidas cuentas, nos encontramos ante una película que me genera la clásica duda: ¿está mal planteada o es que no estaba atento? Desgraciadamente cuesta encontrar un film que genere esa cuestión que te incite a volver a ver la película. Oblivion, por desgracia, no es el caso.

—Thadeos—

Advertisements

About Imanol de Frutos

Editor audiovisual de profesión, cinéfilo de vocación. De pequeño quería ser superhéroe, ahora me conformo con escribir sobre ellos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on August 10, 2013 by in Crítica and tagged , , .
%d bloggers like this: