Mandanga de la Buena

Como si Nic Cage fuese el director de Cahiers du Cinema.

Crítica — Ender’s Game

ender

Antes de nada voy a dejar una cosa clara: Ender’s Game puede compararse a bastantes películas, pero ninguno de esos referentes tiene que ver con la literatura juvenil que arrasa en ventas estos años. Ender’s Game parte de una premisa cruel y algo extrema, que gracias a un desarrollo maduro y apenas ingenuo consigue enganchar al espectador en sus (inusualmente cortas) dos horas.

La campaña publicitaria de esta película ha resultado ser su peor enemigo. Nos presentan la típica historia de niño elegido para ser el líder y lo que los adultos esperan de él, y eso solamente rasca la superficie. Principalmente nos cuenta la historia de un joven que tiene la oportunidad de demostrar su valía como estratega mientras sus superiores no paran de ponérselo cada vez más difícil, teniendo que adaptarse a un sistema cuyas ideas no comparte, pero a su vez no le queda más remedio, aunque acabe convirtiéndose en algo que no desea ser. La Escuela de Batalla es un lugar extremadamente competitivo, donde los duelos de poder están a la orden del día, y a Ender no le queda más remedio que ganar, aunque eso le cause remordimientos.

Gavin Hood, director de la cinta, a pesar de no jugársela demasiado a la hora de elegir un bando o una postura más crítica en lo referente al sistema educativo o gobierno fascistoide, sí que consigue algo muy importante, y es que su protagonista resulte importante, nos preocupemos por él y sintamos admiración por los logros que va obteniendo a lo largo de la historia. Esto se transmite con especial efectividad en las secuencias de acción, cuya mayoría suelen ser combates simulados donde no suele peligrar la vida de nadie, pero aun así llegan a emocionar. Teniendo en cuenta que estamos ante el director de X-Men Origins: Wolverine, la mejora ha sido sustancial.

En el resto de secuencias más reposadas son los actores los que mejor cumplen su trabajo, especialmente Asa Butterfield, quien interpreta al protagonista y que si se lo monta bien llegará muy lejos. Por ahí también pululan futuras estrellas como Hailee Steinfeld o Abigail Breslin, quienes comparten pantalla con veteranos como Harrison Ford, Ben Kingsley o Viola Davis, quienes no pueden destacar tanto como el reparto más joven, pero aun así aprueban con nota sin apenas esforzarse.

A grandes rasgos, Ender’s Game es una película que pasará discretamente por nuestras pantallas y que probablemente merezca bastante más atención que otras. Nos encontramos ante una buena cohesión entre dirección, interpretación y apartado visual, herramientas indispensables para una obra de ciencia-ficción de calidad.

—Thadeos—

Advertisements

About Imanol de Frutos

Editor audiovisual de profesión, cinéfilo de vocación. De pequeño quería ser superhéroe, ahora me conformo con escribir sobre ellos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on November 21, 2013 by in Crítica and tagged , , , , , , .
%d bloggers like this: