Mandanga de la Buena

Como si Nic Cage fuese el director de Cahiers du Cinema.

Exceso de optimismo

walter

Me encanta Tropic Thunder. Es una de mis comedias favoritas de todos los tiempos, y ya sé que puede parecer una exageración, pero en seguida pasó a ser uno de esos films que necesito ver cada X tiempo. Con esa película el Ben Stiller director se ganó un hueco en el corazón de muchos (para bien y para mal), y como era de esperar, no podía perderme The Secret Life of Walter Mitty, adaptación del relato de James Thurber que ya fue llevado a la gran pantalla en 1947.

The Secret Life of Walter Mitty es un claro ejemplo de la típica película de planteamiento interesante y apartado visual sobresaliente que falla en muchas otras cosas. Es una película que apenas rasca la superficie de todo lo que podría abarcar y puede llegar a dar incluso rabia. Nos encontramos ante una historia esencialmente romántica con claros toques de aventura, donde vemos como Walter realiza su viaje a través de Europa para volver a encontrarse consigo mismo, con lo que quería ser antes de perder a su padre. La típica historia de auto-descubrimiento que tratada con la sensibilidad justa puede funcionar muy bien. Aquí Ben Stiller sólo se queda en las cosas más obvias y superficiales, y aunque no cuesta empatizar con su protagonista, te quedas con una sensación final de: “Pues vale”.

Aunque la película presenta sus ideas con claridad y no se pierde en la distinción entre mundo real-sueño del protagonista, resulta bastante más disfrutable y satisfactoria en sus escenas más oníricas, como la pelea de Walter con su jefe o ese momento musical de Kristen Wiig con una guitarra. En cambio se abusa de momentos videocliperos y preciosistas de Walter viajando por Groenlandia mientras suena la canción de moda, convirtiendo a la película en un anuncio de alguna compañía turística.

Es por todo ello que The Secret Life of Walter Mitty, que debería haber sido su primera obra madura, aquella que conserva el estilo del director a nivel de personajes o tono, acaba quedándose en un intento que puede pecar de pretencioso para muchos. Agradecemos el intento Ben, pero preferiría que te centraras en el spin-off de Les Grossman.

—Thadeos—

Advertisements

About Imanol de Frutos

Editor audiovisual de profesión, cinéfilo de vocación. De pequeño quería ser superhéroe, ahora me conformo con escribir sobre ellos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on January 7, 2014 by in Crítica and tagged , , , .
%d bloggers like this: