Mandanga de la Buena

Como si Nic Cage fuese el director de Cahiers du Cinema.

‘Birdman’: El hombre que voló

CABECERAMANDANGA

Estamos de celebración. Michael Keaton ha vuelto. Tras apariciones esporádicas en cintas de dudosa calidad como Robocop o Need For Speed, Keaton ha decidido regresar al circuito más exquisito de Hollywood. Y la jugada no podía haberle salido mejor. Rodeado de actores notables, con un director que tiene algo diferente que ofrecer y un guión ácido y salvaje como él solo. Birdman es la prueba definitiva de que si un actor con talento quiere volver a la palestra, puede hacerlo.

Aunque es muy difícil no compararla con The Wrestler, ya que ambas tienen un planteamiento similar, Birdman coge un camino totalmente distinto, partiendo de una idea estética muy concreta, atractiva, y sobretodo difícil. Es como Gravity pero sin Sandra Bullock, y por lo tanto mejor. Pero sobretodo esta película es un ejercicio de actores sobresaliente, como suele ser habitual en la lista de candidatas a los Oscar. Mientras que Michael Keaton se dedica a hacernos soltar la lagrimilla, Edward Norton es su polo opuesto. Con un papel sobresaliente que fácilmente será recordado cono uno de los mejores de su carrera. Y tampoco está de más mencionar a Emma Stone, Zach Galifanakis, Naomi Watts y Andrea Riseborough, todos conforman un conjunto imbatible.

Es impresionante ver la cantidad de ideas que presenta la historia de Iñárritu en apenas dos horas, apoyándose sobretodo en conceptos metacinematográficos, y sobretodo sin tomarse totalmente en serio a sí misma. Vemos una mirada entre bastidores del comportamiento (muchas veces irracional) de los actores, el poder de los medios de comunicación y las redes sociales, la sed de prestigio, el odio hacia los críticos y la volatilidad del deseo de las masas. Aunque muchos de estos conceptos son meras pinceladas, enriquecen enormemente el guión y hacen que la película no se convierta en una historia de gente hablando. Por desgracia no llega a ser del todo perfecta a nivel narrativo, ya que quizás hace demasiado hincapié en los problemas que atraviesa el personaje de Keaton, por lo que nos topamos puntualmente con diálogos algo repetitivos.

Birdman quizá no llegue a ser la mejor del año. No es perfecta ni intenta serlo, pero tiene muy claro lo que quiere contar y cómo contarlo. Es un perfecto ejercicio de estilo y un buen ejemplo de cómo elaborar una historia de personajes que, aunque no pueda ser para todos los públicos, puede convertirse en un referente con el paso de los años.

—Thadeos—

Advertisements

About Imanol de Frutos

Editor audiovisual de profesión, cinéfilo de vocación. De pequeño quería ser superhéroe, ahora me conformo con escribir sobre ellos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: