Mandanga de la Buena

Como si Nic Cage fuese el director de Cahiers du Cinema.

Crítica: ‘Chappie’

CABECERAMANDANGA (0.00.00.00)

Apenas han pasado dos años desde que Neill Blomkamp estrenara ‘Elysium’, una de las mayores decepciones de la ciencia ficción que he visto en años. Un planteamiento interesante, una estética llamativa y unos efectos especiales impecables eran sus principales bazas, pero lo perezoso de su guión y su dirección terrible provocaron que ‘Elysium’ cayese en el olvido. ‘Chappie’ es la tercera película del director, y en ciertos aspectos es su mejor película.

Partiendo de un futuro distópico que inevitablemente nos recuerda a ‘Robocop’, un ingeniero llamado Deon (Dev Patel), responsable de la creación de los robots policía que protegen Johannesburgo, decide experimentar a escondidas con uno de esos robots para que pueda razonar por sí mismo. Deon es secuestrado por una pareja de delincuentes llamados Yo-Landi y Ninja, quienes planean utilizar al robot para sus propios propósitos.

En primer lugar vale la pena destacar la peculiar estructura que tiene la película en ciertos momentos, ya que ésta se encarga, aparte de presentarnos el contexto de la película con una escena inicial, va saltando entre la historia de Deon intentando crear esta inteligencia artificial, mientras paralelamente nos presentan a Yo-Landi y Ninja, quienes son y por qué deciden secuestrar a Deon. Posteriormente seremos testigos del origen de Chappie y cómo los tres protagonistas se encargan de enseñarle a hablar, leer, pintar, etc. que acaban siendo las escenas más interesantes y divertidas de la película. Mientras tanto Vincent (Hugh Jackman), el principal competidor de Deon, aprovechará la desaparición de éste para urdir sus propios planes. Vincent es el peor personaje de la trama y el que está peor aprovechado, se nota que se encuentra en la historia para añadir algo de dinamismo y como excusa para que haya un combate final (bastante espectacular, eso sí).

Chappie acaba siendo el mejor personaje de toda la película con diferencia, es gracioso, es entrañable y a pesar de su aparente falta de expresividad facial, tiene los elementos esenciales para que notemos si está contento, triste o asustado. La película aprovecha ciertos diálogos para cubrirse en este aspecto, pero no son necesariamente molestos. A lo largo de la historia, mientras se estimula la inteligencia de Chappie, éste se preguntará por qué él no es como papá y mamá y si su inteligencia no son más que meros datos o si hay algo más. Aunque el propósito de la película no es incitar a la reflexión, sí que aporta algo de profundidad a la historia y permite que el film no sea una retahíla de escenas de acción una tras otra.

En resumidas cuentas, ‘Chappie’ es un perfecto pasatiempo de dos horas de duración para aquel que busque un buen entretenimiento y una historia de ciencia-ficción cargada de acción.

Advertisements

About Imanol de Frutos

Editor audiovisual de profesión, cinéfilo de vocación. De pequeño quería ser superhéroe, ahora me conformo con escribir sobre ellos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on March 25, 2015 by in Crítica and tagged , , , , , .
%d bloggers like this: