Mandanga de la Buena

Como si Nic Cage fuese el director de Cahiers du Cinema.

‘Astérix: La Residencia de los Dioses’

CABECERAMANDANGAasterix

Han pasado apenas tres años desde la última adaptación de los comics de Astérix en carne y hueso. Después de la tercera secuela protagonizada por Gérard Depardieu como Obélix y Edouar Baer como Astérix (precedido por Christian Clavier y Clovis Cornillac), parecía que la franquicia, al menos a nivel cinematográfico, estaba muerta y enterrada. Afortunadamente ‘Astérix: La Residencia de los Dioses’ consigue salir airosa y nos ofrece un espectáculo especialmente entretenido, tanto para fans del personaje como para los que únicamente esperan pasar un buen rato con una película de animación de calidad.

Louis Clichy y Alexandre Astier son los directores de esta cinta, el primero de ellos debutando en la dirección (aunque no sin antes haber trabajado en el departamento de animación de ‘Wall-E: Batallón de Limpieza’ o ‘Up’), mientras que el segundo aporta experiencia tanto como director de cine y televisión, que como guionista y actor.

Es fácilmente apreciable la fidelidad del producto final con respecto al material en el que se basa, ya que adapta un breve cómic recientemente publicado, donde El César, como última baza para acabar con el pueblo galo decide construir una urbanización en los alrededores, obligando a que, con el paso del tiempo, los galos acaben romanizándose de forma inevitable.

Es inevitable compararla con las ya clásicas películas animadas, como por ejemplo ‘Las doce pruebas de Astérix’. Afortunadamente ‘Astérix: La Residencia de los Dioses’ sale airosa de esta comparación, ya que mantiene la misma frescura y sentido del humor que las susodichas, por lo que la diferencia más destacable es que esta nueva adaptación utiliza animación CGI en lugar de 2D, aprovechándola todo lo posible cuando lo necesita (véase con legionarios saliendo disparados durante una paliza gala, por ejemplo), pero también abundan planos similares a la puesta en escena utilizada para las películas clásicas. Imágenes silueteadas, planos generales fijos que permiten que el gag se desarrolle a su propio ritmo, etc.

‘Astérix: La Residencia de los Dioses’ resulta una película muy agradecida tanto para los niños que se topan por primera vez con estos personajes como para aquellos adultos que deben acompañarlos, ya que no escasea el humor más sencillo basado en el slapstick ni tampoco gags más relacionados con referencias y subtextos, como aquellos esclavos de los romanos que exigen una vivienda y salario dignos, o las tropas de legionarios que se niegan a atacar a menos que el centurión exprese sus órdenes de ataque educadamente. La total plasticidad a la hora de contentar a varias audiencias es, como podemos ver, otra de las virtudes de esta película.

Aunque la película no llega a ser tan brillante como podría, debido en parte a la irregularidad del ritmo narrativo de ésta. Abundan las idas y venidas de los personajes debido a las decisiones precipitadas que toman, por lo que algunas situaciones parecen pensadas para alargar la historia. A pesar de ello, ‘Astérix: La Residencia de los Dioses’ es un nada desdeñable regreso del personaje a la gran pantalla, un espectáculo la mar de disfrutable y que difícilmente decepcionará a nadie.

Advertisements

About Imanol de Frutos

Editor audiovisual de profesión, cinéfilo de vocación. De pequeño quería ser superhéroe, ahora me conformo con escribir sobre ellos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on May 15, 2015 by in Crítica and tagged , , , , .
%d bloggers like this: