Mandanga de la Buena

Como si Nic Cage fuese el director de Cahiers du Cinema.

‘San Andrés’

CABECERAMANDANGAandreas

Esta es una de esas películas que cumple a rajatabla la definición de blockbuster. Perteneciente al irregular género de catástrofes, tan típico de directores como Roland Emmerich, ‘San Andrés’ sigue los pasos de Ray (Dwayne Johnson), un piloto de helicópteros de rescate atormentado por sus recuerdos del pasado. Su hija Blake (Alexandra Daddario) se encuentra atrapada en medio de un terremoto de escala 9,5 en pleno San Francisco, por lo que Ray no dudará ni un segundo en utilizar todos los recursos que tiene a su alcance para rescatarla.

‘San Andrés’ es un pasatiempo perfectamente calculado que muy difícilmente aburrirá al espectador. Aunque no es un film exento de errores, muchos de ellos pueden pasarse por alto si nos dejamos llevar por la orgía de destrucción que nos propone y que hará las delicias de los fans del cine espectáculo. La película no intenta disimular su condición intentando aportar demasiado tiempo a sus personajes protagonistas, sabemos lo justo y necesario de qué quieren y qué les preocupa para que en las escenas más adrenalínicas podamos preocuparnos un poco por ellos. Puede que tenga algo que ver que ‘San Andrés’ haya sido escrita por una sola persona (Carlton Cuse, concretamente), por lo que en la película no se aprecia esa sensación tan común en el cine de gran presupuesto de hoy día de que el guión es una especie de monstruo de Frankenstein con distintas partes que no casan entre sí.

Brad Peyton, director de la cinta en cuestión, sabe manejar con soltura el material que tiene entre manos, tal vez sin arriesgar demasiado con los personajes pero sí haciendo mucho hincapié en que el espectador no se aburra y reciba satisfactoriamente lo que éste anda buscando en una película de esta índole. Calculo que en los 114 minutos totales que dura la película apenas 30 de ellos están dedicados a diálogos sentimentales entre personajes, cuyas escenas están muy bien repartidas entre gran escena de acción y gran escena de acción. Empezamos con un potente prólogo que nos presenta a nuestro valiente protagonista en una situación límite, poco después se abre una segunda trama encabezada por el Dr. Lawrence (Paul Giamatti), un científico que lleva años investigando la actividad geológica del país y el primero en advertir de la amenaza que va a azotar la Costa Este. Este personaje tiene la principal misión de informar al espectador de lo que le esperan a los personajes y que nos ayudará a intuir en qué momento de la película se avecina lo gordo. Una vez somos testigos del primer detonante de la película, más o menos a los veinte minutos, todo va rodado en ‘San Andrés’.

Se agradece ver en ‘San Andrés’ cómo las acciones se reparten entre varios personajes, especialmente entre Ray y Blake (obviamente porque son padre e hija), aunque muchos de los acontecimientos se escapan a su control, resuelven muchos de ellos con astucia y reflejos. Ben (Owen Johnstone-Burt) y Ollie (Art Parkinson) son una pareja de hermanos que, por casualidades de la vida, acaban cruzándose en el camino de Blake y se reparten los papeles de interés romántico (Ben) y alivio cómico (Ollie). Por sorprendente que pueda parecer, ninguno de los dos llega a resultar especialmente cansino, al ser bastante acertados de casting ni ser arquetipos especialmente marcados. El personaje que peor sale parado de todo el reparto protagonista es el de Emma, interpretado por Carla Gugino, que aunque protagoniza una de las mejores escenas de la película (el plano secuencia del restaurante) y salpica la película con algunos momentos en plan Mamá Osa, no deja de ser un acompañamiento para Dwayne Johnson. Paul Giamatti hace de Paul Giamatti. Ioan Gruffudd hace de capullo porque su cara no da para más.

Poco más puede contarse de ‘San Andrés’, una película palomitera con abrumadores efectos especiales, la mayoría de ellos muy efectivos y espectaculares, unos personajes cumplidores y un buen hacer en la gestión de tiempos que ya quisieran muchas otras películas de la misma índole.

Advertisements

About Imanol de Frutos

Editor audiovisual de profesión, cinéfilo de vocación. De pequeño quería ser superhéroe, ahora me conformo con escribir sobre ellos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: