Mandanga de la Buena

Como si Nic Cage fuese el director de Cahiers du Cinema.

‘Sólo Química’

CABECERAMANDANGAquimica

El pasado fin de semana llegó a nuestras carteleras una de las pocas apuestas españolas del verano, una comedia romántica protagonizada por dirigida por Alfonso Albacete (‘Mentiras y Gordas’). ‘Sólo Química’ sigue los pasos de Oli (Ana Fernández), una joven que lleva años enamorada de Eric Soto (Rodrigo Guirao Díaz), un popular y apuesto actor de televisión. La vida de Oli cambiará drásticamente el día que conozca personalmente a su ídolo y comiencen una relación. Pero las cosas no serán tan fáciles como Oli espera.

Alfonso Albacete dirige y co-escribe esta comedia romántica que, aunque presenta algunas ideas bastante interesantes a priori, no consigue explotarlas del todo, por lo que el resultado final acaba siendo anodino y predecible. Nos encontramos ante el clásico triángulo amoroso entre Oli, Eric y Carlos (Alejo Sauras). Mientras que los dos primeros mantienen una apasionada relación al inicio, poco a poco ésta se va diluyendo mientras nuestra protagonista intenta adaptarse a su nuevo estilo de vida. Paralelamente tenemos a Carlos, el mejor amigo de Oli y narrador de la historia, un tipo muy racional que no cree en el amor como tal hasta que, por supuesto, se acaba enamorando de su amiga. Carlos representa uno de los puntos poco explotados del film, ya que al principio su narración parece ser uno de los puntos fuertes de la película,ya que se dedica a interpretar las emociones de Oli desde un punto de vista puramente científico, pero este recurso se utiliza cada vez menos según avanza la historia, por lo que se aprecia un cambio progresivo de una trama que habla sobre cómo el amor no se puede explicar racionalmente, a las consecuencias de la fama. ‘Sólo Química’ intenta desarrollar ambos temas sin llegar a concluir ninguno satisfactoriamente.

El film goza de ciertos momentos bastante acertados, sobretodo si nos centramos en la primera mitad de la película, ya que tiene un tono más ligero y más centrado en los gags, todos ellos muy efectivos. Desgraciadamente el ritmo de la película se va lastrando en el momento en que su trama intenta cubrir demasiados frentes, dando la sensación de que hay ciertos personajes con gancho que podrían haberse aprovechado más, como son los compañeros de piso de Oli, por ejemplo. Hay otros que se explotan bastante bien, como los interpretados por Neus Asensi o Rossy de Palma, pero en conjunto da la sensación que el conjunto está algo desequilibrado. El padre de Oli, interpretado por José Coronado, tiene bastante presencia a lo largo de la película y aunque ofrece un contrapunto bastante correcto, se le utiliza como recurso dramático en los últimos quince minutos para que la protagonista tome la decisión final, dando como resultado un giro de guión poco inspirado y que inevitablemente puede recordar a ‘Orgullo y Prejuicio’.

En definitiva, ‘Sólo Química’ es una película del montón, que puede cumplir bastante bien para aquellos y aquellas que disfruten con las comedias románticas sin demasiadas pretensiones y estén cansados de los taquillazos llenos de explosiones.

Advertisements

About Imanol de Frutos

Editor audiovisual de profesión, cinéfilo de vocación. De pequeño quería ser superhéroe, ahora me conformo con escribir sobre ellos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: