Mandanga de la Buena

Como si Nic Cage fuese el director de Cahiers du Cinema.

‘Misión Imposible: Nación Secreta’

cabeceramandangatron (0;00;00;00)

Si me dicen en 2004 que me moriría de ganas de ver una quinta parte de ‘Misión Imposible’, me reiría hasta el fin de los días. La carrera de Tom Cruise es la prueba perfecta de que puedes estar en lo más alto, caer a lo más bajo y después volver a subir. Nunca estarás exactamente en el mismo punto en el que estuviste, pero no necesariamente esto tiene por qué ser malo, tal vez incluso estés mejor de lo que estuviste. El señor Cruise ya tiene 53 años y aunque no goza de la misma popularidad de sex symbol que hace un par de décadas, se ha convertido en uno de los actores y productores cinematográficos más valientes de los últimos años. No sólo ha apostado por cintas de género como ‘Oblivion’, ‘Al filo del mañana’ o ‘Jack Reacher’, sino que ha conseguido revitalizar una saga como la que tenemos entre manos y demostrar que con el equipo adecuado se puede conseguir algo fresco. ‘Misión Imposible: Nación Secreta’ es una clara demostración de lo que Cruise ha aprendido estos últimos años, depositando su confianza en personas como J. J. Abrams, Brad Bird o Christopher McQuarrie, directores a los que Cruise no ha dudado en darles una oportunidad y todos ellos han cumplido su labor con éxito.

Esta secuela, sigue la investigación del agente Ethan Hunt, quien se ha convertido en una leyenda viviente para muchos miembros del FMI y que tiene la firme sospecha de que una organización, El Sindicato, está detrás de una serie de atentados y asesinatos alrededor del mundo que han desencadenado consecuencias terribles para el mundo. La propia CIA intentará detener las incursiones de Hunt al ser consideradas una paranoia de éste que podría poner en peligro a gente inocente.

Con ‘Misión Imposible: Protocolo Fantasma’, se consiguió revitalizar una saga que parecía convaleciente apostando por una trama sencilla que Brad Bird supo dotar de un ritmo envidiable y bastante imaginación. Aquella cuarta parte consiguió transmitir en ciertas ocasiones una “sensación de maravilla” que ha dejado de ser habitual en muchas películas de acción, regalándonos muchas secuencias memorables y, en conjunto, una película que apostaba por el entretenimiento puro y duro. Esta secuela toma nota de todo lo bueno de aquel film y por encima de todo, consigue pulir aquello de lo que carecía. Es por estas razones que ‘Misión Imposible: Nación Secreta’ no sólo es una película que se pasa volando y que consigue sorprender y generar tensión cuando debe, sino que tiene una trama más ambiciosa y elaborada y un villano que sabe estar a la altura. Sean Harris se encarga de encarnar a Solomon Lane, el principal villano de la función y que en ocasiones podría encajar en una película de James Bond (con todo lo bueno y lo malo que eso conlleva). Harris cumple de sobras su labor, especialmente cuando comparte escena con Rebecca Ferguson, la chica de la película, quien aquí interpreta a Ilsa Faust, una agente doble de dudosas intenciones y que en ocasiones se convierte en lo mejor de la película, no sólo como actriz, sino también como personaje.

Curiosamente, el personaje secundario de Simon Pegg, Benjamin, ha ido escalando puestos con el paso de las entregas hasta convertirse en ésta en prácticamente co-protagonista. Pegg lleva gran parte de la carga cómica de la película y comparte bastantes minutos de pantalla con Cruise. La química entre ambos es perfecta, por lo que el humor no escasea, es más, probablemente sea la secuela más divertida de toda la saga, en algunos casos incluso se atreve a coquetear con la auto-parodia. Lo más peligroso y que puede llegar a preocupar a más de uno, es que en la próxima sexta parte se acabe abusando de la comedia, contagiándose el efecto “Fast & Furious”, en el que cada secuela se va tomando menos en serio a sí misma y a su vez muchas de sus secuencias de acción acaban resultando excesivas. Es muy difícil mantener ese equilibrio que McQuarrie ha conseguido en esta película, por ello esa sensación de que en alguna de las siguientes partes la cosa se les va a ir de las manos es inevitable, pero lo único que se puede hacer es esperar lo mejor y celebrar el éxito.

‘Misión Imposible: Nación Secreta’ es el resultado de coger lo mejor de ‘Misión Imposible: Protocolo Fantasma’ y recuperar parte de lo que hacía especial a la primera ‘Misión Imposible’, oséase, una trama interesante que manejaba la intriga de manera muy acertada. Por ello esta película se convierte en una de las imprescindibles de todo lo que llevamos de año.

Advertisements

About Imanol de Frutos

Editor audiovisual de profesión, cinéfilo de vocación. De pequeño quería ser superhéroe, ahora me conformo con escribir sobre ellos.

One comment on “‘Misión Imposible: Nación Secreta’

  1. ten rapport
    September 29, 2015

    Thanks for finally talking about >Misión Imposible: Nación Secreta
    | Mandanga de la Buena <Liked it!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: